El m-commerce como método por el cual se consolidan negocios

El m-commerce como método por el cual se consolidan negocios

Según (Bravo Torres, 2011) el término e-commerce se refiere a los procesos de negocios en Internet, similar a la compra y venta de bienes que puede ser B2C (negocio a consumidor) o B2B (negocio a negocio). Sin embargo, esta definición no determina el medio, ya sea móvil o fijo, o el medio de acceso al Internet alámbrico o inalámbrico. El m-commerce consiste en el comercio electrónico inalámbrico, lo que quiere decir, los dispositivos móviles.

El m-commerce cuenta con eficiente entrega en las capacidades del comercio electrónico en las manos del consumidor en cualquier lugar y en cualquier tiempo, vía tecnología inalámbrica. Esto le da, asegura (Bravo Torres, 2011) una accesibilidad total al consumidor; se presenta como una de las más grande ventajas de m-commerce con respecto a las aplicaciones que envuelven un dispositivo de acceso alámbrico.

Ahora bien, hay que tener en cuenta nuestros objetivos a la hora de planear estrategias útiles para enganchar nuevos consumidores, lo que se traduce como planes de marketing, es necesario sacar a colación que al día de hoy, según (Baca, 2020) el 86% de los consumidores investigan en sus smartphones antes de comprar un producto o contratar un servicio, incluso estado en el local físico. Una encuesta de E-Marketer estima que el m-commerce se duplicará antes del 2023.

¿Cómo es la experiencia que ofreces hoy?

Contar con un sitio web es clave, sin embargo, no es suficiente para lograr adquirir nuevos consumidores. De hecho, una mejor experiencia del usuario es la que puede acercarte a tus objetivos comerciales, asegura (Baca, 2020). Al menos el 69% de los clientes digitales de nuevas categorías destacan la sencillez a la hora de iniciar sesión en un sitio web o app y es proporcional su funcionamiento con la calificación de su experiencia de compra.

Si deseas mejorar aún más el proceso del consumidor, ten en cuenta presentar la información necesaria de una manera concisa que evite tener que hacer mucho scrolling. Por esto mismo, asegura (Baca, 2020) procura que tu sitio recuerde datos de envíos y métodos de pago, para que los clientes no deban rellenar formulario nuevamente. Ofrece pagos sencillos como Google Pay, PayPal, entre otros.

¿Estás midiendo la velocidad de tu sitio con las métricas correctas?

La velocidad es esencial. En cifras, según (Baca, 2020), si tu sitio web ofrece una experiencia móvil excelente tienes al menos 82% más de probabilidades de que los posibles clientes se conviertan en consumidores constantes. Pero ¿qué quiere decir que sea rápido? Es cotidiano oír acerca de la velocidad de carga en milésimas de segundos en aplicaciones, pero la realidad es que hay múltiples momentos durante la carga que pueden afectar que un sitio web ser perciba como ‘’rápido’’. Entonces en lugar de enfocarte en una sola métrica, durante la carga cronometra cada uno de los momentos que puede afectar la percepción que tiene un usuario acerca de la velocidad.

¿Estás midiendo la información que los clientes necesitan saber?

Mostrar tus productos de manera clara en la web es de gran relevancia, sobre todo porque algunas veces puede ser complicado saber cómo un ítem puede verse en la vida real. Si los productos que ofreces no están bien representados en tu sitio, los clientes no se sentirán totalmente seguros de realizar la compra. Por eso, trata de incluir descripciones completas y de establecer comparaciones; además de una buena resolución en las imágenes o si quieres ir más allá, considera la realidad aumentada. Y un dato que parece obvio pero que falla: el contenido de más relevancia en los compradores online es el precio (70%), así que ten en cuenta siempre esta información. (Baca, 2020)

¿Ya tienes tu app? Si no, deberías considerar desarrollar una

¿Sabías que durante el primer trimestre de 2020 el tiempo semanal promedio que las personas le dedicaron al uso de apps aumentó 20% en todo el mundo? Como consecuencia de la emergencia sanitaria que vivimos, existen muchas maneras en las que puede ser útil tener una aplicación móvil. Las apps se han convertido, dice (Baca, 2020) en una pieza fundamental de la omnicanalidad (venta a través de diferentes canales físicos y digitales). Por una parte, ayudan a tus clientes; por otra, hacen crecer tu negocio. Interactuar con los consumidores a través de la app te ayuda a recolectar información para detectar tendencias rápidamente. Además, puedes ofrecerles la opción de reservar productos de manera anticipada, asistirlos de manera personalizada, enviar notificaciones, entre otros servicios que ayudan al incremento de la fidelización de los clientes a tu negocio.

El m-commerce ha llegado para quedarse y estar preparado debe ser parte de la agenda y el presupuesto para la segunda mitad del presente año y el futuro.

 

Referencias

Baca, J. (2020). Se viene el m-commerce: ¿estás preparado? Connect Américas.

Bravo Torres, J. (2011). M-Commerce. Ingenius, 1-11.